Salud y Bienestar

Fisioterapia: información útil para evaluar el centro de rehabilitación más adecuado

Cuando necesitas al fisioterapeuta significa que el cuerpo ha entrado sufrimiento o en una fase de dolor.

Por tanto, es importante ponerse en contacto con el fisioterapeuta adecuado. Pero como elegirlo? ¿Y cuáles son las indicaciones importantes a tener en cuenta para encontrar el centro de rehabilitación que mejor se adapte a tus necesidades?
Este artículo intentará dar las respuestas a las preguntas más importantes, intentando proporcionar también Consejos útiles elegir un centro adecuado en Turín o en otras áreas de Italia.

Que examinar en un centro de fisioterapia

Puede parecer obvio decirlo, pero lo primero que hay que tener en cuenta al evaluar un centro de fisioterapia es la profesionalismo de los que trabajan allí. Los fisioterapeutas son, de hecho, profesionales titulados y, por tanto, es bueno en primer lugar asegurarse de títulos de las personas en las que confías. En estudios serios, generalmente hay i diplomas él certificados de grado de donde deducir el título de fisioterapeuta. Sin embargo, el título no es suficiente, porque cada año el sector del bienestar se enriquece cada vez más con nuevas técnicas y recursos. Por tanto, es bueno evaluar la calidad de las actualizaciones periódicas que siguen los profesionales.

Una segunda cosa importante a tener en cuenta es la presencia de maquinaria específica para los tratamientos, así como la higiene y cuidados del centro al que nos gustaría ir. La presencia de otras personas es sin duda un síntoma de calidad. En general, los centros son multifuncionales, y esto hace que los distintos profesionales del sector se unan para ofrecer al cliente final la máxima experiencia posible en materia de salud y bienestar. En estos casos, cada profesional debe disponer de su propia habitación y utilizar sus productos de forma exclusiva.

Las diferentes técnicas de fisioterapia utilizadas, en Turín o en el resto de Italia

¿Cuáles son las técnicas utilizadas en fisioterapia? Tomemos por ejemplo las que se llevan a cabo en el centro Fisio Logic de Turín, analizando las diferentes terapias ofrecidas en su sitio web www.fisiologic.it.
Lo primero que hay que especificar es que están ahí técnicas manuales y técnicas que involucranuso de maquinaria específico. El fisioterapeuta deberá conocerlos bien para aplicarlos, pero sobre todo podrá proponer a su paciente la mejor técnica para la patología que se queja. Por este motivo, sería bueno realizar una entrevista cognitiva inicial entre el fisioterapeuta y el paciente antes de iniciar el tratamiento.
Es bueno recordar siempre no omitir cualquier tipo de información.
De hecho, debemos recordar dos cosas: la primera es que el fisioterapeuta no nos conoce y, por tanto, cuanto más precisos seamos en la descripción de nuestros síntomas, más indicaciones daremos para ayudarnos. En segundo lugar, en ocasiones se tiende a subestimar o subestimar algunos detalles, como un dolor que no es particularmente incapacitante, pero para el buen fisioterapeuta puede ser importante e indicativo. Dicho esto, la fisioterapia consta de muchas técnicas principales como:

  • masajes
  • electroterapia
  • uso de calor
  • ejercicios posturales

así como toda una serie de técnicas más específicas como:

  • fisioterapia neurológica
  • fisioterapia eléctrica transcutánea, que estimula los nervios
  • fisioterapia magnética, útil en el tratamiento del dolor
  • hidroterapia, que cura con el uso de agua
  • fisioterapia con ultrasonido

por mencionar solo las técnicas más conocidas.

También es fundamental distinguir entre la fisioterapia clásica dirigida aadulto del específico paramayor o para el niño. En el primer caso estamos hablando de fisioterapia geriátrica, y por supuesto afecta situaciones típicas como la artritis, mientras que en el segundo caso estamos hablando de fisioterapia pediátrica, que se utiliza para ayudar a niños con, por ejemplo, problemas posturales o que tienen pequeñas malformaciones. El fisioterapeuta debe conocer bien a su paciente y aplicar la técnica más adecuada.

Luego hay algunas técnicas particulares que involucran el uso de las manos. Allí habilidades manuales es sin duda una característica importante para el fisioterapeuta, combinada con su natural empatía hacia el paciente. Por tanto, hablamos por ejemplo de drenaje linfático. En este caso, el fisioterapeuta realiza un masaje dirigido con delicadeza que no debe de ningún modo causar dolor en el receptor. El movimiento es generalmente en espiral, circular y el efecto principal del masaje es mejorar la circulación linfática. Este masaje es especialmente útil en todos aquellos casos en los que, quizás después de una operación, el paciente tenga un edema, o incluso en caso de fatiga de piernas o celulitis.

¿Cuál es el método del fisioterapeuta?

Un buen fisioterapeuta utiliza un método probado para acercarse a sus pacientes. Lo primero que debe hacer es una anamnesis, que es una entrevista en profundidad destinada a comprender quién está frente a él y sobre todo qué llevó a su futuro paciente a acudir a un fisioterapeuta. Las preguntas deben ser lo más completas posible, pero al mismo tiempo deben tranquilizar al usuario. Un buen método que es realmente útil en rehabilitación implica, por tanto, algunos pasos necesarios. Por tanto, la primera palabra clave es transparencia. El paciente debe apoyarse en las manos, en el verdadero sentido de la palabra, del fisioterapeuta, y para ello debe poder confiar en él. Hablar siempre claramente con su paciente le permite crear una clima de serenidad y confianza, que es un sentimiento necesario para que el tratamiento funcione mejor. Un paciente que no confía es un paciente que se resistirá, y esto hará que la recuperación sea más lenta y fatigosa por un lado, y por otro, dificultará el trabajo del profesional. El paciente debe estar siempre informado de todo, y debe formar parte del tratamiento al que está por someterse. Es bueno responder siempre a todas sus preguntas para que se sienta cómodo.

La segunda fase del método del terapeuta implica la tratamiento real. En este caso, por lo tanto, comenzamos con la terapia, estableciendo gradualmente las reuniones necesarias y estableciendo metas. El fisioterapeuta en este período tendrá que ser muy paciente y empático, porque cada uno reacciona a su manera al tratamiento y tiene sus propios tiempos. Además, en el camino puede haber hundimientos y colapsos psicológicos, también dependiendo del problema en curso. Un estudio asociado también puede incluir la figura de un psicólogo luego, para apoyar al paciente durante el tratamiento en sinergia con el fisioterapeuta. Por supuesto, cada paciente tendrá un camino dedicado a el, soltero. Dos pacientes también pueden requerir una técnica similar desde un punto de vista práctico, pero nunca puede haber un tratamiento único para todos. Al final, un buen método predice un resultado que se verificará en conjunto en términos de resultados, satisfacción y expectativas futuras.

¿Cuáles son las zonas del cuerpo en las que están especializados los expertos del centro de fisioterapia?

Las zonas del cuerpo que un buen fisioterapeuta puede tratar son prácticamente todos aquellos en los que puede operar.

En particular:

Como puede ver, cada zona puede necesitar un tratamiento específico y el buen terapeuta sabrá actuar en cada lugar. Veamos en detalle, por ejemplo, uno de los trastornos más frecuentes en los que se especializa el centro.

El dolor de rodilla, por ejemplo, puede tener varias causas, como todas las demás dolencias, por supuesto. Primero tienes que determinar la causa, si es degenerativo o traumático, o quizás debido a artrosis. Por tanto, las posibles estrategias de intervención deben incluir, tras la historia, la reducción de la fase aguda. Si el dolor es intenso, y este es siempre el caso, de nada sirve ir a operar donde pueda haber inflamación o en todo caso sobre un paciente que lo sufre. Luego, puede comenzar usando aparatos ortopédicos o muletas si el paciente tiene dificultad para caminar. Esto se aplica tanto para aliviar a la persona como para descargar la carga excesiva en la articulación, en primer lugar para no agravar la situación. Luego debe pasar al uso de vendajes personalizados y, en casos muy agudos, se puede obtener alivio con la técnica llamada tecarterapia. Solo después de pasar esta primera fase puedes intervenir con el rehabilitación real. Por tanto, el fisioterapeuta deberá enseñar al paciente a realizar ejercicios específicos y sobre todo buenas prácticas diarias para ayudar a la recuperación funcional de la articulación. Naturalmente, también es posible intervenir con un tratamiento farmacológico adyuvante, tanto para reducir la inflamación inicial como para practicar un camino real. Por ejemplo, piense en infiltraciones con cortisona o ácido hialurónico. Entonces, para concluir con la rodilla, uno de los muchos ejemplos que se enfrentan todos los días en el centro, los pasos también pueden incluir:

  • kinesiología
  • vendaje funcional
  • tecar terapia
  • grabando
  • terapia manual
  • gimnasia funcional
  • gimnasia específica como pilates o yoga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *