Salud y Bienestar

Magnetoterapia: cómo funciona y contraindicaciones

Entre las técnicas no invasivas, indoloras y casi sin contraindicaciones para el tratamiento del dolor y para promover la recuperación de enfermedades óseas y articulares, la magnetoterapia es una de las más extendidas, económicas y populares de todas. Esta técnica, que se basa en el uso de ondas electromagnéticas y sus efectos positivos en el organismo, se ha utilizado en fisioterapia y no solo desde los años setenta, y por su manejo y facilidad de uso, así como por los buenos resultados que ofrece, hoy en día es muy recomendable como técnica de recuperación y anti-dolor en algunas patologías muy frecuentes.

La técnica que utiliza campos magnéticos para curar huesos, músculos y tendones está cada vez más en boga, gracias a sus ventajas y a la presencia de pocas y limitadas contraindicaciones, como veremos. Pero, ¿para qué es la magnetoterapia y cómo funciona, para quién se recomienda y para quién no? Vayamos al descubrimiento de esta técnica innovadora y sus ventajas, para los que están indicados y para los que no.

¿Qué es la magnetoterapia y cuáles son los efectos beneficiosos?

La magnetoterapia es una técnica que, mediante dispositivos especiales, permite explotar los efectos benéficos de los campos magnéticos sobre el cuerpo humano, y en particular sus efectos curativos, analgésicos y rehabilitadores, como complemento al tratamiento principal de algunas patologías y como herramienta. rehabilitación principalmente en fisioterapia.

El dispositivo a través del cual se administra la terapia consiste en un solenoide, un producto eléctrico de forma cilíndrica a través del cual pasa la corriente que forma un campo electromagnético, cuya frecuencia varía de unos pocos hercios a unos miles de hercios según las necesidades. Las ondas que se utilizan en magnetoterapia son seguras porque son no ionizantes y no invasivas, por lo que no exponen al paciente ni al operador a riesgo biológico.

Las frecuencias se ajustan según el tipo de perturbación que se pretenda tratar. La magnetoterapia permite estimular la actividad biológica de los tejidos, a baja intensidad, y tratar el dolor, a mayor intensidad.

La magnetoterapia está reconocida como un método eficaz para ayudar a la recuperación de las fracturas óseas, pero también para la prevención de la osteoporosis.

Sin embargo, también se utiliza en muchos otros campos, por ejemplo en el de la rehabilitación muscular, en caso de problemas de tendones, articulaciones, artrosis y artritis, solo por nombrar algunos.

Entre los efectos de la magnetoterapia podemos mencionar:

  • el antiinflamatorio, utilizado para tratar trastornos reumáticos o vasculares, pero también articulares (artrosis, dolor de espalda, varices, hernia, hormigueo)
  • anti dolor a altas frecuencias
  • ayuda a la remineralización ósea, por ejemplo, para la recuperación de fracturas.

Uso de magnetoterapia: doméstica y no

Una de las grandes ventajas de la magnetoterapia es que esta terapia no solo se administra en el hospital sino también en casa. Por ejemplo, en algunos casos es posible alquilar dispositivos a través de sitios especializados como el conocido magnetopro.it) y esto permite continuar las sesiones de magnetoterapia incluso en casa, con la máxima sencillez, pero siempre bajo el consejo y supervisión médica. Gracias a ello, esta terapia está realmente al alcance de todos y no requiere hospitalización ni tener que acudir a centros de fisioterapia para todos los tratamientos.

Contraindicaciones de la magnetoterapia: ¿que son?

Gracias a sus características, la magnetoterapia está casi completamente libre de contraindicaciones y como hemos visto es no invasiva y por tanto segura para el operador y el paciente. Sin embargo, no se recomienda su uso en el caso de pacientes con pacificadores, para mujeres embarazadas, para personas que se ven afectadas por tumores y algún tipo de patologías específicas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *